Los pacientes de operaciones de trasplante de pelo intentan resolver todas sus dudas acerca de este proceso antes de salir de la clínica y una de las más frecuentes es cómo evoluciona el injerto capilar mes a mes.

A continuación, te exponemos las características de la recuperación del injerto capilar a través del tiempo, para que así conozcas su evolución y seas consciente de cada una de sus fases.

Injerto capilar: 1 mes después

Sin duda, el primer mes posterior a la intervención es cuando más cambios se pueden observar en el cuero cabelludo del paciente.

En la primera semana, se pueden observar pequeños coágulos de sangre en la zona receptora, los cuales desaparecen a los pocos días con los lavados específicos del postoperatorio.

Además, la cabeza se verá algo inflamada, que se considera un efecto del suero y la anestesia. La toma de antiinflamatorios es una de las soluciones más indicadas para acabar con esta consecuencia.

También aparecen irritación y picores, para lo cual puede ser eficaz la aplicación de suero fisiológico o la toma de antihistamínicos (ibuprofeno, paracetamol o nolotil). Lo importante es no rascar sobre esa zona, ya que podría arrancar algunos folículos y, por tanto, perjudicar el resultado futuro de la intervención de injerto de pelo.

La falta de sensibilidad en la zona donante es otro de los síntomas más usuales pero el paciente no deberá preocuparse por ello, ya que desaparecerá a los pocos días, al igual que ocurre con la descamación en la zona receptora.

La pomada o los geles de aloe vera son una solución que los cirujanos suelen recomendar para acabar con el enrojecimiento.

Injerto Capilar: 2 meses después

El injerto capilar a los 2 meses de la operación tiene como resultado más frecuente la caída del cabello implantado, lo cual no debe suponer alarme para el paciente, ya que es un efecto normal.

Esta etapa es conocida como fase telógena o de reposo, en la que los folículos se desprenden de la zona implantada para dar paso a los que surgirán después.

Además, a partir de este momento, el paciente podrá cortarse el pelo con tijeras, aunque tendrá que esperar para hacerlo con máquina.

Injerto capilar: 3 meses después

La fase anágena se suele iniciar a los 3 meses del injerto capilar, y es cuando comienza el crecimiento del nuevo cabello de una forma constante, siendo unidades débiles y poco densas.

Injerto capilar: 4 meses después

Tras una fase en la que el nuevo cabello es fino y débil, se pasa a una etapa en que adquirirá grosor y firmeza en la cabeza.

Es posible que en este proceso surja acné en la zona receptora, pero es otro signo de que el crecimiento del pelo se da de forma correcta. El paciente no deberá tocarse ni explotarse los granos, desaparecerán rápidamente.

Injerto capilar: 5 meses después

Este es un momento clave en la recuperación del postoperatorio del injerto capilar, ya que es cuando se produce un importante rebrote de pelo, siendo entre 5 y 7 cm más largo que el inicial.

Injerto capilar: 6 meses después

El sexto mes después de un injerto capilar es una continuación del anterior, ya que siguen creciendo los pelos poco a poco en el camino hacia el aspecto definitivo del cuero cabelludo.

En este punto, el paciente podrá emplear la máquina para cortar el pelo en la zona donante, pero aún no en la receptora.

Injerto capilar: 7 meses después

El injerto capilar, a los 7 meses de su ejecución, continuará el crecimiento del cabello, con una apariencia más cercana a la definitiva, que tardará ya poco en llegar.

Injerto capilar: 8 meses después

A los 8 meses del injerto capilar, los especialistas estiman que el resultado es casi del 90% del definitivo, ya que el cabello ha adquirido el grosor y la longitud deseada pero aún le falta algo más para conseguir el resultado final.

Injerto capilar: 9 meses después

Transcurridos 9 meses desde el injerto capilar, continuará el proceso de crecimiento del cabello, estando ya muy cerca de la imagen que el paciente ha deseado recuperar durante todo el proceso.

Implante de pelo: 10 meses después

Es en el décimo mes tras el injerto capilar cuando la mayoría de pacientes pueden presumir ya de su nuevo cabello, con todas las características de un pelo sano, fuerte y natural que se consigue con las últimas técnicas de injerto de pelo.

Implante capilar a los 12 meses

Ya ha pasado 12 meses desde la intervención y la satisfacción de todo paciente que se ha sometido a un injerto capilar en una clínica realmente especializada es máxima.

Este es el momento a partir del cual el paciente podrá manipularse todo el cuero cabelludo sin restricciones de ningún tipo, pudiendo emplear la máquina, lavar y peinar sin problemas.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH