imagen pareja mayor

¿Estás buscando la mejor clínica de injerto de pelo para poner una solución definitiva a tus problemas capilares? Somos la cínica de referencia en Melilla y resto de España. Si tienes cualquier duda o quieres tener una reunión con el Doctor, nos encontramos para asesorarte sobre el mejor tratamiento a un precio de lo más competitivo. Con nuestro equipo de especialistas, conseguirás los mejores resultados con técnicas cero invasivas

Contacta con nosotros a través de nuestro formulario de consulta y te asesoraremos sin compromiso. Llama ahora, clínica lider en injerto capilar con clientes en toda España.

Injerto Capilar FUE Melilla

Una de las técnicas más avanzadas para el trasplante de pelo es el injerto capilar FUE en Melilla, la cual consiste en la introducción de pequeños implantes de cuero cabelludo con las unidades foliculares, es decir, folículo a folículo.

Se aplica en el paciente anestesia local en la parte lateral y/o posterior de la cabeza para realizar pequeñas incisiones en las zonas con déficit de cabello.

Se trata de la técnica más eficaz para tratar las calvicies y alopecias en todo tipo de pacientes, ya sean hombres o mujeres, que necesitan la recuperación de su aspecto normal en el cuero cabelludo.

En resumidas cuentas, se consigue extraer de forma individual los folículos de la parte donante para trasladarlos a la zona en la que el pelo escasea, sin necesidad de dejar cicatrices considerables ni puntos de sutura.

Además de los folículos, se sacan con ellos las estructuras perifoliculares, en los que se encuentran los vasos capilares, la glándula sebácea o el músculo erector pili.

>Hay que destacar de esta técnica la necesidad de rasurar prácticamente la totalidad del cuero cabelludo, ya que de esta forma se puede extraer con facilidad los folículos.

Sin embargo, también se pueden dar excepciones por las que no sea estrictamente necesario el rasurado de la cabeza, como puede ser el caso de las mujeres o algunos aspectos de índole laboral o social que impidan al paciente tomar esta medida; en estos casos, se puede optar por un rasurado parcial que pueda disimular la zona tratada tras la operación de injerto capilar.

Uno de los aspectos que más resaltan de este método es la necesidad de contar con un cirujano que tenga una extraordinaria precisión para desempeñar su labor, por lo que su habilidad y experiencia en este campo es un buen indicador de su profesionalidad.

Injerto Capilar Melilla: Antes y Después

El injerto capilar en Melilla y el antes y después que consigue es, sencillamente, sorprendente. Los casos de pacientes que se han decidido por realizar un tratamiento de injerto capilar tienen unos niveles de satisfacción realmente altos.

Lo cierto es que, para lograr los efectos deseados, se recomienda desde los círculos más profesionales una serie de cuidados específicos que se refieren al antes y después del sometimiento a esta técnica.

En la semana anterior a la intervención, no se debe tomar ningún tipo de medicamento como antiinflamatorios o aspirinas. Tampoco es conveniente la toma de complejos multivitamínicos o cualquier medicamento con efectos relajantes.

El ejercicio físico no es apropiado tampoco en los días anteriores a la operación, así como la ingesta de alcohol en los tres días previos.

En la jornada anterior a la operación, deberás evitar también las bebidas con cafeína y el tabaco.

El mismo día del tratamiento, se especifica como medidas apropiadas el lavado profundo del cabello, sin usar ningún fijador o maquillaje. Si se ha tomado alguna medicina en las jornadas previas, deberá comunicarse al especialista para que tenga en cuenta esta circunstancia a la hora de plantear la intervención.

Tras la operación, se tomará solo la medicación que haya sido recetada por el médico, siempre comunicando la necesidad de tomar otro tipo de medicamentos, ya que podrían afectar al éxito del tratamiento.

La práctica de actividades deportivas deberá evitarse en las dos semanas posteriores a esta intervención como otra de las medidas fundamentales a tener en cuenta en el postoperatorio de un injerto capilar en Melilla.

Fases Injerto Capilar Melilla

Se suele diferenciar hasta tres fases diferentes de crecimiento del cabello tras una intervención de injerto capilar.

En la tercera semana se presentará lo conocido como fase de reposo o telógena, en la que se regenera de forma progresiva el cabello con la caída del implantado, que dará paso al nuevo cabello.

La fase anágena es la etapa en la que se da un crecimiento de cabello que se puede prolongar en el tiempo, consistente en la formación y crecimiento del pelo dentro de la unidad folicular. El cabello crece más grueso en la base, pero es más débil en el conocido como tallo.

En un principio, el cabello que brotará será de poca densidad y de un tono más claro que el que corresponde, al tratarse de los primeros resultados de crecimiento de pelo. Con el tiempo, comenzará a espesar y su color tornará al tono natural del paciente, comenzando así la fase definitiva de crecimiento tras un trasplante de pelo.

Suele ser transcurrido medio año cuando el cabello comienza a experimentar un desarrollo más homogéneo y veloz, con una progresión más importante nueve meses después de la intervención.

No obstante, se consigue un resultado natural de esta intervención cuando ya ha transcurrido un año, con una densidad y calidad adecuada para el cabello implantado.

Lo cierto es que las fases del injerto capilar en Melilla suelen ser estables, pero a un ritmo lento, algo que siempre se debe tener en cuenta a la hora de lograr el resultado deseado.

La paciencia será, por tanto, fundamental en este proceso; los cuidados deben seguirse a lo largo de las diferentes fases del injerto capilar ya que, de lo contrario, podrían surgir complicaciones que comprometan los resultados de una operación de injerto capilar.

Injerto Capilar sin rapar Melilla

Muchas de las cuestiones que más preocupan a los usuarios que acuden a los centros médicos especializados en injertos de pelo es la necesidad de rasurado del cuero cabelludo, total o parcial, que podría dejar demasiado evidente el recurrir a este tratamiento.

Como hemos mencionado anteriormente, existen diversas excepciones por las que no pasar por un rapado completo para un trasplante de pelo, uno de los aspectos más temidos de los pacientes.

La mayor parte de los que deciden por someterse a este tratamiento retoman sus vidas con signos que deja en evidencia el paso del sujeto por el quirófano, algo que se trata de evitar por el pudor que suelen tener estas personas para someterse a un injerto capilar en Melilla.

Es cierto que todos los cirujanos coinciden en que el rasurado completo es la mejor forma de conseguir con acierto los resultados deseados por los pacientes, pero entran en juego muchos factores que pueden relativizar la necesidad de recurrir a esta medida.

En muchos casos, los especialistas avisan al paciente de que no rasurar la zona a tratar puede ser motivo de incremento del importe a pagar, puesto que le llevará a emplear más tiempo para lograr el objetivo del trasplante de pelo.

En el caso de solicitar expresamente un injerto capilar sin rapar en Melilla, el cirujano recortará con tijeras la parte donante más adecuada.

Como el cabello adyacente tendrá la longitud suficiente, podrá camuflarse la zona tratada peinando estratégicamente ese cabello, por lo que la discreción en torno a esta intervención estará totalmente garantizada.

Por todo esto, es necesario que te plantees cuál será la mejor opción para llevar tu caso a buen puerto, puesto que el injerto capilar sin rapar en Melilla tiene estas peculiaridades con pros y contras diferentes.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH