imagen pareja mayor
Imagen injerto capilar sin rapar

Las operaciones de trasplante capilar que se ofertan actualmente en el mercado suelen requerir un proceso algo incómodo para los pacientes, como es el rasurado completo de la cabeza.

El injerto capilar sin rapar es una opción muy recurrida entre los pacientes que quieren someterse a un tratamiento para recuperar el pelo perdido.

Implante Capilar sin Rapar

Lo cierto es que un implante capilar sin rapar es posible, teniendo en cuenta que existe la posibilidad de rapar solo una parte del cuero cabelludo para que el especialista pueda trabajar con comodidad para la extracción y el injerto de los folículos.

No obstante, en algunos centros determinan un importe algo más elevado por realizar el trasplante capilar sin rapar, ya que requiere más tiempo para este tratamiento al no poder trabajar con precisión por no estar tan despejada esta zona.

Lo positivo de someterse a un implante capilar sin rapar es que nadie se dará cuenta de que el paciente se ha realizado esta técnica.

El injerto capilar sin rapar la cabeza se puede dar en cualquiera de las técnicas que existen como posibilidad para desarrollar una intervención de este tipo.

Entre las posibilidades que se pueden dar en cada una de las técnicas, destacan las siguientes:

  • FUE sin rapar: el tratamiento FUE es un método que requiere especialmente el rasurado completo, ya que la extracción se debe realizar de forma meticulosa, seleccionando cuidadosamente los folículos que serán trasladados a la zona receptora.
    Como medida excepcional, el especialista puede estimar que solo se rasure la región donante, solo en los casos en los que vea que puede trabajar igual que si se rapara por completo.
    En este caso, se recurriría a pequeños “bocados” de los que se extrae una unidad folicular. La ventaja de esta técnica es que no deja cicatriz perceptible, solo pequeños puntos enrojecidos que con el paso del tiempo desaparecen.
  • FUSS sin rapar: esta es la alternativa más indicada si el paciente quiere someterse a un injerto capilar sin rapar.
    Por la forma de actuar del especialista en esta modalidad de intervención, se pueden realizar pequeños cortes con la tijera en la zona donante para que la cicatriz resultante de la sutura sea imperceptible, gracias a la cantidad de pelo que hay alrededor que podría taparla, siempre que la longitud del mismo sea de, al menos, 5 milímetros.

Estas son las opciones de injerto capilar más extendidas entre aquellos que quieren recuperar su aspecto natural y su autoestima, que se ve afectada por la caída o pérdida del cabello.

Injerto capilar sin rapar la cabeza

Existen numerosas opciones para solicitar un injerto capilar sin rapar la cabeza, ya que es posible que para algunos pacientes esta sea una experiencia traumática, sobre todo para las mujeres, por ese cambio tan radical que experimentarían.

Además, la cabeza rapada no sería una buena opción si se quiere ocultar este tratamiento al círculo más cercano.

Trasplante capilar sin rapar zona receptora

La opción del trasplante capilar sin rapar la zona receptora puede ser posible, especialmente, si se opta por una técnica FUSS.

La técnica FUSS consiste en la extracción de pequeños fragmentos del cuero cabelludo -también conocidos como tiras-, que consisten en unas delgadas bandas de piel de unos 20 cm de longitud y uno de grosor.

Por ello, un alto porcentaje de pacientes que se someten a este tipo de tratamiento está compuesto por mujeres, las cuales, por cuestiones estéticas, culturales o sociales, no ven con buenos ojos un rasurado por completo de su cabeza.

En estos casos, la solución de la cortinilla o flaps es la más indicada, ya que logra con mayor acierto el disimulo de la zona injertada.

Injerto Capilar sin Rapar: Precio

Como ya hemos comentado, el precio del injerto capilar sin rapar puede verse incrementado en algunos casos debido a que el pelo de la cabeza puede entorpecer el trabajo y la precisión del especialista.

Por ello, los precios de injerto capilar sin rapar pueden variar sensiblemente al tener que prorrogar la duración de la intervención.

En definitiva, el especialista será quien determine el tipo de técnica a emplear dependiendo del caso de cada paciente, por lo que lo mejor será que acudas a un centro especializado en cirugía capilar y que te asesoren sobre toda la materia relacionada con este sector.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH